BLOG

Descubre todas las noticias de Tecnigen

SPORT
SUPLEMENTOS NUTRICIONALES PARA DEPORTISTAS: ¿QUé SON? ¿LOS NECESITO?

El uso y comercialización de suplementos deportivos ha ido en aumento en los últimos años. Es frecuente observar cómo deportistas de todas las disciplinas y niveles, recurren a la ingesta de estos productos con el objetivo de ayudar a mejorar su rendimiento deportivo.

Aunque en muchos casos el uso de suplementación deportiva será necesaria, el deportista debe conocer que el suplemento siempre irá después del alimento.  Una dieta completa y adecuada al entrenamiento y características de nuestro deportista será la primera y más importante ayuda ergogénica.

 

¿A qué llamamos ayudas ergogénicas?

Llamamos ayuda ergogénica a toda técnica o herramienta que ayude al deportista en la mejora de su rendimiento deportivo. Desde ayudas de tipo psicológico (técnicas de relajación, motivación…). Mecánicas (ropa transpirable, zapatillas…), farmacológicas, fisiológicas (aclimatación al calor, periodización del entrenamiento…) hasta las nutricionales.

Dentro de las ayudas ergogénicas nutricionales encontraríamos, además de la manipulación de la dieta y la hidratación, los suplementos deportivos.

 

Pero ¿a qué hacemos referencia cuando hablamos de suplementación deportiva?

Un suplemento nutricional se define como un alimento, componente de alimento, nutriente u otra sustancia que, ingerida de forma complementaria a la dieta habitual, busca una mejora específica en el rendimiento deportivo. Un suplemento deportivo sería aquel que ha sido formulado para ayudar a cubrir las necesidades de un deportista.

El uso de estos suplementos, como bien indican las guías y consensos científicos, deben estar supervisados por un profesional especializado en nutrición deportiva y siguiendo   protocolos de uso basados en la evidencia científica.

El Instituto Australiano del Deporte (AIS) señala que los suplementos deben cumplir tres requisitos para poder ser usados por los deportistas; deben ser seguros, legales y efectivos.

El suplemento deberá tener un certificado de pureza y calidad y no estar incluido en la lista de sustancias prohibidas por la WADA (World Antidpoing Agency). Además, su uso y beneficios, para el caso concreto, deberán estar demostrados científicamente.

Para asegurarnos de que un suplemento cumple con estos requisitos el propio Instituto Australiano del Deporte (AIS) ha creado una lista, que se va actualizando según los conocimientos científicos

El AIS utiliza el sistema ABCD de clasificación dividiendo a los suplementos en 4 categorías en función de su evidencia científica, seguridad, legalidad y efectividad en la mejora del rendimiento deportivo.

 

  • GRADO A: Productos con alto grado de evidencia científica siempre y cuando se utilicen bajo estrictos protocolos de uso. Dentro de este grupo se engloban tres categorías: 
    • Sustancias para el rendimiento: cafeína, beta-alanina, bicarbonato, zumo de remolacha y otros nitratos dietéticos, creatina y glicerol.
    • Suplementos médicos: hierro, calcio, otros complementos de vitaminas, zinc y probióticos
    • Alimentos para deportistas: bebidas y alimentos para deportistas, geles, barritas, proteína whey y otras fuentes de proteínas isoladas.
  • GRADO B: Productos que necesitan más investigación pero que comienzan a mostrar resultados positivos. Estos productos deben usarse bajo estrictos protocolos de uso o estudios de uso controlados. Entre estos productos encontramos los polifenoles derivados de las frutas, vitamina C, menthol, jugo de pepinillos, quinina, colágeno, carnitina, ácidos grasos omega 3, curcumina o N-acetil cisteína.
  • GRADO C: No se observa beneficio o no hay ninguna investigación al respecto y por lo tanto no se recomienda su uso. Podrían aprobarse para casos individuales bajo un panel de expertos.
  • GRADO D: Sustancias prohibidas o con alto riesgo de contaminación de sustancias que pueden conducir a un test de dopaje positivo por la WADA.

 

Si echamos un vistazo al mercado, pronto nos daremos cuenta que muchos de los suplementos en venta no se encuentran entre los suplementos grado A o B y que por lo tanto no serían de elección para el uso en el deportista.

Además, una vez comprobado que el suplemento que queremos tomar tiene un grado de evidencia A o en casos más concretos B, deberemos asegurarnos que la marca comercial declara la pureza de sus componentes y nos garantiza su seguridad. Un deportista de élite se juega su trabajo y carrera deportiva en un control antidopaje por lo que este punto no puede ser olvidado.

 

¿Cómo sabemos si necesitamos un determinado suplemento?

Aunque el suplemento se encuentre en la lista de productos con grado A o B de evidencia científica, realizar una valoración nutricional completa será el primer paso para detectar posibles déficits y carencias nutricionales. Esta valoración deberá incluir, entre otros, un registro dietético y una bioquímica sanguínea. A partir de estos datos y como se comentaba al inicio del artículo, el primer paso será ajustar las pautas nutricionales a las necesidades del deportista. El segundo paso y si la analítica o registro objetiva déficits que no puedan ser satisfechos con las pautas dietéticas iniciales, podremos decidir si el deportista debe tomar algún tipo de vitamina, antioxidante u otros productos A.

Una vez que el deportista se haya adherido a sus pautas nutricionales, y en los casos en los que se necesite un extra, podremos trabajar con los suplementos de tipo “alimentos para deportistas”: bebidas deportivas, suplementos de hidratos de carbono y/o proteínas.

El siguiente paso y una vez evaluado el efecto de las pautas anteriores, podremos pasar al siguiente nivel de suplementación con aquellos productos que busquen mejorar una habilidad o característica específica del deporte que se practica: ayudar a mejorar la fuerza, potencia, velocidad o la capacidad amortiguadora o buffer, entre otras.

Desde Tecnigen y con el lanzamiento de la línea sport, tenemos un objetivo claro; acompañar al deportista en el cuidado de su salud y rendimiento deportivo apoyados en la evidencia científica y con un equipo de profesionales especializados en la materia.

 

Belén Rodríguez

Nutricionista deportivo en Tecnigen

Dra. Nutrición

D-N   nº col MAD00407

Especialista en Nutrición Deportiva

@tugestordesalud