BLOG

Descubre todas las noticias de Tecnigen

BIENESTAR
EL VERANO: EL MEJOR MOMENTO PARA PONERTE EN FORMA SIN LESIONARTE 

¿Preparando tus zapatillas para este verano? Con el buen tiempo llegan también las ganas de ponerse en forma y de aprovechar para entrenar al aire libre.

Ahora bien, si alguna vez has tenido una lesión que te impidiera seguir con tu preparación física, probablemente ya conozcas cuánto tiempo puede demorarse una recuperación total. Las lesiones deportivas no afectan en exclusiva a atletas de élite, sino también a cualquier persona que practique deporte de manera más o menos continuada. Es importante, por tanto, que en estos meses en los que cambias de ambiente, y trasladas tus entrenamientos del gimnasio al parque, extremas precauciones (especialmente si vuelves tras un periodo de inactividad o si es la primera vez que vas a realizar ejercicio físico).

La buena noticia, es que, afortunadamente, existen varios pasos que puedes seguir para evitar estas lesiones. ¡Apunta, que te las contamos!

  1. Calentamiento previo

Probablemente ya hayas oído esto cientos de veces, y aunque en ocasiones pueda incluso resultar un poco tedioso, es muy importante que incluyas en tus rutinas un momento para preparar suavemente tu cuerpo para los ejercicios posteriores.

La duración del calentamiento y su intensidad dependerá del nivel del ejercicio que vayas a hacer. En general, debe durar entre 10 y 15 minutos, el tiempo suficiente para activar la sudoración, pero sin llegar a sentirse fatigado. Una buena preparación debe servir para trabajar la movilidad de las articulaciones y los músculos que vamos a usar en el ejercicio. Se encarga de aumentar gradualmente la frecuencia cardíaca y la circulación para ir aflojando las articulaciones y aumentar el flujo de sangre que llega a los músculos.

Recuerda seguir las cuatro fases del calentamiento completo: preparación de articulaciones, trote suave, preparación de músculos específicos y relajación.

Además, el calentamiento no sólo sirve para preparar tu cuerpo físicamente, sino también mentalmente.

Ponte en forma este verano con Fisio y Kna-Diol

  1. Estiramientos

Una parte especialmente importante del calentamiento son los estiramientos porque preparan nuestro cuerpo para la actividad física concreta que vamos a desarrollar, aumentando tu flexibilidad y disminuyendo las posibilidades de acabar lesionado. Nuestro consejo es que estires los músculos suave y lentamente, llegando al punto de tensión, evitando rebotar.

  1. Técnica

Una mala técnica a la hora de ejecutar un ejercicio puede resultar contraproducente, ya que es la forma más probable de acabar lesionado. Nuestra recomendación sería dedicar un tiempo a aprender a ejecutar correctamente los ejercicios, y, en caso de resultar necesario, lo consultaras con un profesional especializado que te asesore y se asegure de que usas el equipo de forma adecuada.

  1. Masajes deportivos

Los masajes después del deporte son más que una simple forma de relajar los músculos y tensiones físicas. También pueden ser muy eficaces para ayudar a prevenir estas lesiones, aliviar el dolor y la tensión muscular. Es habitual que los deportistas lidien en su día a día con contracturas, dolores, golpes, contusiones … Por eso es importante recurrir a un profesional, a un fisioterapeuta para cuidar de dichas dolencias.

Te recomendamos aplicar durante estos masajes nuestra crema Tecnigen Kna-Diol con efecto calmante que proporciona alivio de las molestias musculares ofreciendo una acción hidratante y reconfortante. Está formulada a base de ingredientes naturales: Cannabidiol, Árnica, Hypericum y Harpagofito. Se puede utilizar en caso de dolores de espalda frecuentes leves y proporciona una sensación de alivio inmediato gracias a su efecto recuperador e hidratante.

Otra opción sería utilizar Tecnigen Fisio, una crema de masaje con efecto frío que proporciona una sensación de alivio y bienestar que favorece la recuperación. Está formulada a base de ingredientes naturales como árnica, hipérico, caléndula y melaleuca, que producen un efecto recuperador y calmante.

El propósito de estos masajes puede ser variado, pero se suele utilizar para ayudar en la recuperación del tejido muscular. Pueden hacerse tanto de cuerpo completo como enfocados solo en las partes que necesiten de más atención, y se puede aplicar tanto antes como durante y después de la competición deportiva. 

¡Disfruta de un verano sin molestias!

Por último, no olvides lo más importante: descansar. Debes escuchar tu propio cuerpo y saber cuándo detenerse.

Porque recuerda, lo esencial eres tú.